¿Caso cerrado?

Posted on diciembre 20, 2011. Filed under: Actualidad | Etiquetas: , , , , , , , , , , , |

Sobre la Propiedad Intelectual

¿Caso cerrado?

Fue una de las noticias de los últimos años. De hecho, la mayor parte de medios de comunicación se hicieron eco de la misma, del caso y de las exposiciones, que han concluido con una sentencia en la que han absuelto a Pablo Soto de una demanda en concepto de daños por la creación de dos de las plataformas de intercambio de archivos (Manolito P2P y Blubster). En el recuerdo, nos quedó como en los tiempos de colegio intercambiamos la música en casete o disco, o bien, grabamos de la televisión películas en VHS, así como pasamos audio y vídeo de una forma habitual. De hecho, en el Rastro de Madrid, los juegos de Spectrum, se compraban en los puestos como si tal cosa. Ahora, según los expertos, dicen que las “cosas” han cambiado. La forma, el formato, la entrada de Internet, ha modificado el uso, empleo y disposición de contenidos, y ése es uno de los debates que ha centrado el discurso, como ya ocurrió en Estados Unidos con Napster y otras plataformas Peer To Peer (P2P). En la actualidad, las plataformas de comunicación colaborativas, véase el caso de las redes sociales, permiten el intercambio de enlaces y, en el caso de las corporativas, de documentos. Es una ventaja la virtualización en ese aspecto, pero quizás es cuestión de la transmisión de los valores para no ver demasiadas sombras en un bosque donde siempre puede ver claridad. Y se debe de seguir viendo la luz para no ocasionar tanto ruido.

Es la noticia del día. El caso de Pablo Soto ha sido uno de los más seguidos en los últimos años de la juventud de una plataforma social, como es Internet, que ha logrado numerosas ventajas, pero también enfrentamientos debido a los usos, limitaciones, lucha de intereses y respeto por el cumplimiento de determinadas normas.

Sin entrar en la lectura de la resolución, los medios de comunicación han valorado la absolución del programador, inocencia y sentencia, que puede entrever la voluntad en la creación de una serie de herramientas que no atendían a la demanda que pusieron las discográficas implicadas. De lejos, viene el siguiente eslogan, dicho o argumento, que explica que la descarga de archivos de la red por medio de una de las plataformas de P2P no es ilegal. Si es para consumo doméstico. La venta de ese archivo (película, obra, música, etc), si es considerado delito contra la Propiedad Intelectual, Derechos de Autor o explotación de una obra fuera del sistema, porque recordemos que en ese mercado determinado se puede considerar apropiación indebida, venta sin autorización y se ha estimulado la venta de forma fraudulenta de una obra sin el consentimiento de la sociedad que tiene firmados los derechos de explotación de la misma con él, por ejemplo, autor o creador.

Ahora bien, ¿es delito crear una plataforma P2P? ¿Es responsable el creador de su uso? ¿Puede delimitar el empleo de la herramienta? ¿Atenta contra la Propiedad Intelectual? ¿Se rompe el ideal de compartir y transferir el conocimiento si se prohíben estas aplicaciones de uso común? Es de suponer que esos debates han sido expuestos a lo largo de un juicio que ha durado 15 horas, según las fuentes consultadas. La conclusión, que es la inocencia y absolución de la demanda presentada contra Soto, ha sido un alivio para él, sus familiares, la consagración de Bravo como defensor y el planteamiento en Internet de numerosas manifestaciones, aunque lo más interesante es el análisis de la evolución de la red de redes, la definición de una serie de normas y posible estudio futuro para sacar conclusiones sobre los hábitos y costumbres.

De esta manera, el programador Pablo Soto ha sido absuelto de los cargos de infracción de propiedad intelectual y competencia desleal que le enfrentaban con la industria discográfica. Soto ha conseguido demostrar su inocencia y ha sido absuelto de una demanda que le solicitaba 13 millones de euros en concepto de indemnización por los supuestos daños producidos.

Pablo Soto es un programador de software creador de los sistemas de intercambio de archivos ‘peer to peer’ (P2P) ManolitoP2P y Blubster. En 2008 algunas de las discográficas más importantes del sector, entre ellas Promusicae, Sony o EMI, presentaron una demanda conjunta contra Soto. Las discográficas defendían que los sistemas creados por Soto estaban pensados para fomentar la piratería y eran herramientas para el tráfico ilegal de contenidos, que no respetaban los derechos de autor.

En su demanda, las discográficas solicitaban al programador una indemnización de 13 millones de euros por los daños causados por su tecnología, y le acusaban de delitos contra la propiedad intelectual y de competencia desleal. Desde el 2008, Pablo Soto ha intentado demostrar su inocencia y ha contado para ello con el abogado David Bravo como principal responsable de su defensa. Precisamente David Bravo ha sido el responsable de anunciar el resultado de la sentencia.

“La sentencia, del Juzgado de lo Mercantil número 4 de Madrid, desestima íntegramente la demanda y condena en costas a las demandantes”, ha explicado David Bravo en su blog. El abogado califica la sentencia como “totalmente favorable al desarrollador español”. Bravo ha destacado que el juzgado ha considerado que “el demandado no almacenaban ningún archivo musical y que en ningún caso es una infracción el mero hecho de facilitar el intercambio de música”.

La defensa  ha mantenido que Pablo Soto no ha prestado un servicio sino que ha puesto a disposición de los usuarios herramientas para compartir contenidos. La prestación de esas herramientas es lo que el juzgado ha interpretado como una acción libre de ser infracción.

David Bravo también ha informado sobre algunos de los argumentos de las compañías discográficas, que llegaron a calificar las herramientas desarrolladas por Pablo Soto como “armas de destrucción masiva” y a Pablo Soto como “el gran traidor de la causa P2P“. El juicio ha durado un total de 15 horas durante las cuales Pablo Soto ha conseguido demostrar su inocencia.

El programador Pablo Soto ha expresado su alegría a través de Twitter tras conocer la sentencia. “Estoy llorando de felicidad, y acordándome mucho de mi hermano, que está buscándose la vida fuera de España y quisiera abrazarle”, ha escrito en la red de microblogs. Por su parte, David Bravo ha publicado diversos comentarios asegurando que gracias a la sentencia el día ha sido el mejor de su carrera.

Para más información:

Agencias de Noticias

 

Jorge Hierro Álvarez

Tecnologías de la Información y la Comunicación

http://www.jorgehierro.es

http://www.jorgehierro.com

http://www.jorgehierro.wordpress.com

http://www.jorgehierro.blogspot.com

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: