Sobre el adiós digital

Posted on enero 28, 2014. Filed under: Actualidad | Etiquetas: , , , , , |

019¿Qué hacemos cuando nos vamos de una cuenta de correo electrónico? ¿O de una red social?

Sobre el adiós digital

El derecho al olvido es una de las cuestiones que están en la mesa cuando nos sentamos delante de algunos medios tecnológicos, que se preocupan de los usos de las plataformas de comunicación, o bien de las operadoras de telecomunicaciones, sin dejar de lado a los bloggers, que están a la última en el análisis de la información. Aunque la subida de datos se produce de forma voluntaria, al menos en la mayoría de los casos, es muy posible pensar que algunas de las personas cuando emplean el correo electrónico, no saben el funcionamiento de todas sus funciones, así como en las redes sociales, de las que tienen la posibilidad de eliminar la cuenta, suprimir el perfil y dejar de seguir recibiendo las notificaciones en el móvil, correo y otras vías. Si una persona fallece, ¿qué se puede hacer? ¿Cómo sabremos respetar su silencio? ¿Tendrá algún familiar la posibilidad de acceder a los perfiles y dejarlos ocultos, suprimirlos o eliminarlos? Otros casos, como se ha visto en la actualidad, es la información que aparece acerca de una persona en los buscadores. En ese terreno, que nos acercamos a la eficiencia del sistema, el cual dá una respuesta a una búsqueda en cuestión de segundos, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha mostrado su postura con determinados casos ante Google. Asimismo, en ocasiones, cuando trabajamos en una sociedad, sobre todo en el terreno profesional, los trabajadores quieren dar “carpetazo” a su paso, pero ¿de quién es la información que queda en el correo electrónico empleado hasta la fecha? En los contratos debería de quedar mejor explicado los posibles usos de los medios, perfiles, plataformas y saber que todo queda registrado y almacenado, por lo que es importante conocer qué es lo que podremos hacer y saber qué tipo de reglamento interno y protocolo de comunicación tiene la empresa.

Un tema es el derecho al olvido. Y otro es el derecho al silencio. Y otro que a uno le dejen en paz, si es lo que se desea. No dar datos, no aparecer por ningún sitio, estar en el anonimato y pertenecer a un grupo de personas que no quieren participar de forma directa en el uso del correo o las redes sociales son cuestiones que llaman la atención, y que debemos de pararnos a la hora de analizarlo. La ley española de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD), regula el derecho al olvido en materia de ficheros morosos en el artículo 29.4 que dispone: “sólo se podrán registrar y ceder los datos de carácter personal que sean determinantes para enjuiciar la solvencia económica de los interesados y que no se refieran, cuando sean adversos, a más de seis años, siempre que respondan con veracidad a la situación actual de aquéllos”.

Sin embargo, no queda claro el derecho al olvido en Internet, que debe de partir de la voluntad del usuario, esa persona que quiere eliminar toda la información de las distintas bases de datos en las que ha dejado su rastro.

¿Un censo en la red?

Los buscadores –y lo hemos comprobado con el paso de los años- renuevan su caché y la información que aparece, aunque no siempre está todo lo que deseas saber sobre algo, alguien o documentación relativa a una serie de palabras clave, que son las que te motivan para localizar algo de interés para el terreno profesional o no. El voto electrónico, que se podrá realizar a partir de 2020 o 2025 implicará el censo electoral por medio del acceso a una serie de bases de datos donde las personas estarán registradas con su DNI electrónico, así como con la dirección de contacto de un correo electrónico que sea empleado para comunicarnos de forma asidua con las Administraciones Públicas.

En ese caso, si tiene un sentido disponer de un dominio, correo y servidor propio, o bien, una dirección IP fija, para que se puedan realizar multitud de procesos y operaciones. Otro tema es cuando dejamos un correo de los servidores gratuitos a las entidades financieras, porque tenemos que tener cuidado en el futuro a la hora de ser receptores de notificaciones. Hace poco, los casos de “hackeo” o “usurpación de claves” en cuentas como Yahoo, MSN, Hotmail o Gmail, que ahora hablamos de Outlook, hacen que reflexionemos y fijemos la vista en algo propio.

Dentro de los proyectos del futuro, el libro de George Orwell, titulado 1984, publicado el 8 de junio de 1949, que fue escrita entre 1947 y 1948, deja una serie de casos de interés acerca del montaje de una sociedad ficticia, cómo eran sus trabajadores y el control mediático del gobierno corporativo. En la red, Internet y los mecanismos para conocer el acceso a lo que hace una persona es una cuestión de tiempo debido al rastro, a lo que se publica en las redes sociales, o bien, el análisis de su trabajo en la sociedad en la que colabora, por medio del histórico de registros. El censo del mañana se realizará gracias a la implantación del DNI digital, su uso y la actualización de los datos de las personas a través de la tarjeta sanitaria, que también es otro soporte que permite saber la historia clínica de un ciudadano. ¿Cómo nos hacemos una idea cercana sobre la persona? Muy simple: por medio del análisis de sus hábitos y costumbres.

Una serie de detalles

El derecho al olvido en el universo 2.0 es un extraordinario artículo de Pere Simón Castellano, becario de investigación (BR) de Derecho Constitucionale Investigador de la Cátedra de Cultura Jurídica de la Universidad de Girona, en el que nos encontramos con un epígrafe que llama la atención y abre un interesante debate sobre “el reconocimiento informal del derecho al olvido”. Está claro que en el futuro alguien tendrá que “encasillar” esa información, aunque el acuerdo debe de ser entre las instituciones públicas, las operadoras de telecomunicaciones, las empresas que se dedican a ofrecer servicios en la red y los sistemas de información de las empresas, que se dedican a la recopilación de procesos desde su instalación.

Jorge Hierro Álvarez

Anuncios

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: