La influencia

Posted on agosto 19, 2014. Filed under: Actualidad | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , |

020_Redes_SocialesLos medios sociales, los propios difusores de información y comunicación, se han convertido en prescriptores, así como figuras que influyen en los ámbitos de consumo por medio de Internet

La influencia

Audiencia, alcance, relevancia y repercusión, que el mensaje llegue a los usuarios que leen la información que dejas es una técnica que favorece el conocimiento y transmisión de ideas, productos y servicios, o bien, sólo de datos que van en un enlace para que otra persona puede leer la noticia, por ejemplo. En esos términos, los nuevos prescriptores condicionan, seleccionan y recomiendan nuevas empresas, por lo que en los departamentos comerciales empiezan a pensar cómo “utilizar” ese alcance para crear un programa de afiliación para los profesionales expertos en redes sociales. Una buena opinión en YouTube, Twitter, Google+ o Facebook, de cara a unos 5.000 seguidores, es una base de interés, porque no sólo estamos hablando de hacer un clic en el enlace, sino de una visita, una valoración y la posibilidad de compartir el mismo con otra serie de usuarios que están siguiendo lo que estás comentando en tiempo real. Es una cadena que se ha extendido, aunque hay que tener tiempo, organización y seguir de una manera constante aquello que puede ser beneficioso. Entre semana, al no ser que las personas dediquen una serie de horas a las redes sociales, es complicado el llegar a una audiencia concreta, pero los fines de semana, en tiempo libre, encontramos grandes cifras en el consumo de datos gracias a las descargas, visitas y número de clics. Sí es cierto que debido al cambio en algunos aspectos del mercado laboral, las personas realizan consultas más a menudo a los medios de comunicación y perfiles en redes sociales, pero quizás hay otras urgencias en el uso de las mismas. De una manera u otra, las empresas ya incluyen técnicas de marketing influencers en sus estrategias de marketing digital para llegar al público objetivo con el que pueden interactuar.

Nos levantamos por la mañana y lo primero que vemos es el alcance de una publicación en LinkedIn, Facebook o Twitter, es decir, el recorrido, quién ha visitado, el número de visualizaciones, el impacto y si merece la pena que pueda ser promocionado. En el caso de la primera plataforma, el recorrido es amplio, debido a que estamos manejando una información propia o ajena, por medio de un enlace que conduce a una fuente que hemos preparado, o bien, a un enlace a un estudio, informe o consecuencias de una serie de recomendaciones sobre un sector concreto que queremos avalar. ¿Qué es lo que buscamos? El desarrollo de una serie de visitas, provocar el interés de los usuarios y distinguirnos de los demás en algo donde somos expertos, por medio del análisis, consultoría o implantación de proyectos. Lleva la marca, el sello y la “propiedad” de lo que exponemos, porque otros usuarios, cada vez que lo recomiendan, permiten la visita de la fuente original, lo que hace que se destaque. Esa idea, sobre todo en los grupos de discusión, hace que pensemos en dos tipos de contenido.

El de la sociedad, que lo modera alguien de dentro de la organización, y una serie de colaboradores, que harán el trabajo de prescripción, que es el que logra que lleguen a otros usuarios (clientes) que no conocemos. La tasa de conversión que es lo que nos importa ofrece las opciones y alternativas de estudiar cómo son las personas a las que les vamos a vender algo. Pero, como es obvio, un Blog, un estudio, informe, estadística, infografía, un vídeo y una serie de recursos formativos son claves en la promoción, posicionamiento y difusión de la marca en redes sociales. El tuit es algo que hay que saber interpretar, porque se producen muchos y redactan demasiados en cuestión de minutos, por lo que es difícil de agarrar todo lo que nos interesa. Si es cierto que en “notificaciones” se ve quién te ha seguido, mencionado, respondido o reenviado la información a sus seguidores. El boom de Twitter ha provocado las menciones constantes y es posible que el “premio” de las empresas pase por la convocatoria y reunión de aquellas personas influyentes, que ha dejado las ruedas de prensa sólo para los que realmente van a comunicar. Éstas cada vez son menos. De hecho, las bases de datos quedaron obsoletas.

El tema de pagos entra en juego. Una “gratificación”, un “detalle”, un “regalo” y pactar una serie de remuneraciones por el uso de “perfiles” y llegar a una audiencia determinada llama la atención de las empresas y personas influyentes a la hora de ofrecer un producto o servicio. En repetidas ocasiones se empleó la Campaña de Medios para hacer llegar el servicio o producto al público, pero en estos momentos la eficiencia en el desarrollo de una campaña a medida empleando las herramientas telemáticas ha generado la posibilidad de conocer en tiempo real el éxito de las mismas, sus objetivos y cómo medir el resultado. La gente desea vender, pero hay que visitar la información y valorarla en su justa medida.

Recomendaciones

Si hacemos una serie de acciones a la hora de proponer un producto o solución de informática hay que conocer quiénes son los máximos influyentes en ese sector de un país concreto. Quién tiene un Blog, una serie de perfiles en redes sociales que mantenga y se vea que tienen una amplia repercusión, si son seguidos, leídos y nos conducen a una acertada recomendación de ese producto que puede ser de interés para la empresa, persona o comunidad. Además, si se llega a un acuerdo, el cual pasa por ceder una licencia, un enlace de descarga o una plataforma en tiempo real para testear la herramienta y llegar a una serie de conclusiones que hacen que el juicio sea más profundo. Los usuarios a los que podremos proponer el acuerdo, pacto o colaboración deben ser estudiados, analizados y llegar a un punto en el que tengamos claro cómo participar por ambas partes en la difusión de la marca o empresa. En Estados Unidos se paga por ese servicio. En España también, o al menos, hay una contrapartida o contraprestación, pero no está regulada la colaboración por medio de un contrato mercantil. Si alguien quiere ser mencionado, empleando los perfiles de terceros, tendrá que pensar en una colaboración a corto, medio o largo plazo.

Jorge Hierro Álvarez

Anuncios

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: