En busca de inversión para las ideas

Posted on mayo 21, 2009. Filed under: Actualidad, Última Hora | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , |

Imagen: MundoEtnia

Imagen: MundoEtnia

El modelo estadounidense frente al europeo

 

 

 

Ideas hay muchas, pero hay que saber capitalizarlas, que no es tan sencillo. Los inversores captan a aquellos inventores y se interesan por aquellos proyectos que pueden resultar de interés para promocionar un conjunto de ideas y ponerlas en el mercado, para ver qué tipo de acogida tienen. Si es negocio es negocio, aunque no todos los mecenazgos se basan en un Plan de Empresa convencional para ver qué tipo de beneficios tienen a corto y largo plazo. En Estados Unidos se apuesta y apuesta en una sociedad muy liberalizada para montar un negocio. Sin embargo, en el modelo europeo, quizás mucho más social, se miran antes los números y recursos humanos, el lugar, la localización, los alquileres y los tipos, asunto que en Norteamérica se prioriza de una manera distinta, ya que no es un modelo igual a las preocupaciones originadas en el viejo continente. También los gobiernos tienen mucho que ver, pero el fortalecimiento de las empresas hace que éstas originen riqueza, a pesar del debate sobre las políticas de empleo tan de moda hasta la fecha, y más cuando estamos en una crisis, que es la peor de la historia. Sistema a sistema, siempre queda el desarrollo de la empresa en la red, que es global y no cuenta con unas reglas de juego definidas y tampoco conocidas. Sólo hace falta ver las carencias y poca información relativa a qué leyes se deben de cumplir con sólo estar en la red, con una simple página web donde se deben de cumplimentar los datos de la misma.

 

Ideas sobran en Europa. Las modas, que entran por la imagen, música e Internet, al margen de las revistas especializadas, provienen de Estados Unidos en muchas ocasiones porque la industria audiovisual más desarrollada se realiza allí, dejando por un momento de lado a la producción de la India, que dá miedo con ver los resultados y beneficios generados en su industria cinematográfica, así como en las empresas de capital estadounidense que se han asentado allá y se han especializado en la fabricación de software.

 

El inglés, los amplios conocimientos en la materia, las necesidades de un mercado que puja por hacerse un hueco, a pesar de las lagunas sociales en cuanto a las políticas activas de los trabajadores hacen que veamos con respeto y podamos hacer un análisis simple de la situación.

 

Por su parte, Estados Unidos se crea gracias a los procesos migratorios del siglo XVI, XVII, XVIII y XIX, aunque el más importante y mediático se corresponde con la llegada de numerosos trabajadores procedentes de Irlanda e Italia en el siglo XX, que levantaron las grandes obras arquitectónicas e infraestructuras de una nación compleja.

 

Las ideas se consagran con la ayuda de la iniciativa privada. Sin embargo, en España hay más presencia de las instituciones públicas, del propio Gobierno central, que de la inversión privada a la hora de capitalizar una empresa.

 

Por medio de la exportación, algunas sociedades han salido adelante, debido a una serie de dificultades y obstáculos que han tenido en los países de origen, aunque es quizás pertinente resaltar las nuevas oportunidades de negocio fomentadas por medio del empleo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), así como del uso de Internet y desarrollo de aplicaciones en el entorno Web 2.0. En los próximos días comentaremos algunas de las claves en este sentido.  

 

Imagen:

http://www.mundoetnia.com/resources/ue(1).jpg (JPG).

 

Jorge Hierro Álvarez

Consultoría de Nuevas Tecnologías e Internet

http://www.jorgehierro.es

http://www.jorgehierro.wordpress.com

http://www.jorgehierro.blogspot.com

Anuncios
Leer entrada completa | Make a Comment ( None so far )

Adiós a la televisión

Posted on mayo 20, 2009. Filed under: Actualidad, Última Hora | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , |

Bienvenidos a Internet

 

 

La “caja tonta” ha sido el gran opio del pueblo. De hecho, Lolo Rico, que fue la directora del programa “La Bola de Cristal” de Televisión Española criticó de forma constructiva los modelos de televisión pública presentados en la década de los 90, que es cuando empezaron a aparecer las cadenas privadas y el seguimiento de las mismas por parte de la audiencia, que se frotó las manos ante tanta oferta de contenidos. Como estos cayeron en crisis, la telebasura se reinventó, ajustó y optimizó los contenidos para un público más generalista, que sólo buscaba entretenerse con cosas sencillas las tres horas de media que le dedicaba a este medio todos los días. Y la TV perdió su poder. Internet, como plataforma, acaba de arrebatar el liderazgo a los medios tradicionales. La “recomendación”, las palabras de los expertos, el ilimitado espacio de la red, la posibilidad de colgar más datos, documentos, vídeos y fuentes de información, sin tener que pasar por una definida escaleta son las características de una plataforma que está haciendo que el mercado publicitario cada vez se vaya más hacia sus espacios, como ya nos anunciaron en la Feria de los Contenidos Digitales llamada FICOD, que se celebró en Madrid en noviembre de 2008. La presentación del Libro Blanco en esta materia, que contó con la presencia de los representantes de Red.es y del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones indicaba las oportunidades de una red que se ha convertido en tan sólo 10 años en la fuente privilegiada donde las personas acuden a consultar lo que sea, pero también a participar con su voto y opinión en los procesos políticos de las sociedades más avanzadas.

 

Internet es democracia. Queda escrito lo bueno y lo malo. Todo el mundo opina sobre lo que desea. Hay contenidos buenos, otros que no lo son tanto. También hay mucha basura. Engaños, fraudes, estafas y perversión desmedida son algunas de las contradicciones de una red que es libre y en la que toda la persona que lo desee puede participar.

 

La libertad de expresión es real. Hay espacios para ello. Y los medios no son tan rígidos. La edad, sexo, constitución física importa o no, dependiendo del canal en el que estés. Y, por otra parte, la realidad física comienza a tener una contestación en el mundo virtual por medio de las herramientas amparadas en el concepto Web 2.0.

 

En los 50, 60, 70 y 80, sin olvidarnos de la gran oferta en la década de los 90, la televisión era el “medio estrella”, junto al diario Marca. Ahora, con el paso de los años, los periódicos impresos han tenido que plantearse otras unidades de negocio para subsistir, debido a la caída de la inversión publicitaria y la limitación en sus páginas. No todo entra.

 

Asimismo, las radios, que son la referencia en la carretera para millones de transportistas, se han mantenido, pero ha habido recortes de personal, de programas y de contratación de cuñas por parte de las empresas para enunciar sus nuevos servicios. Internet te permite escuchar la radio en tiempo real.

 

Te pones los auriculares y, en silencio, sigues los programas que más te convengan, incluso te encuentras con contenidos muy atractivos, que provienen de emisoras extranjeras o nacionales. Las revistas se han ido. Es decir, que están apurando su tiempo, porque saben que determinados grupos de la sociedad las van a seguir comprando. Es lógico. No todo el mundo dispone de Internet, o bien, quiere leer las noticias o artículos por medio de una pantalla.

 

Otro tanto para los libros de texto, que cada vez tendrán que irse a lo digital, que los nuevos dispositivos son más cómodos, permiten grabar multitud de obras y te dan la opción de subrayar lo que la persona ve más interesante. Si hemos hablado de recomendaciones, de observar donde el mensaje es más creíble, nos hemos encontrado con la red. Gutenberg dijo adiós hace tiempo y la sociedad se abrazó a la imagen y al poder de los contenidos difundidos en la Era Digital.

 

-Detalles de la Era Digital – la lucha por el liderazgo en los medios de comunicación:

 

11 de septiembre de 2001

 

La sociedad occidental, al menos su concepto, sufrió un duro golpe. Hubo un antes y un después a raíz de los sucesos ocurridos el 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos. Se sintió miedo. La televisión retransmitió en directo como un avión se estrellaba contra las Torres Gemelas.

 

Éstas se derrumbaron bajo la atenta mirada de los telespectadores. Sin embargo, en la red, en Internet, te podías encontrar con más información y documentación que en ninguna otra plataforma. Los textos, los vídeos en directo, el testimonio de los testigos, las reacciones de los ciudadanos, o bien, las imágenes y fotografías de lo sucedido reflejaron el pánico, el temor, las sensaciones de angustia y los gestos de condolencia.

 

El espectador dejó la televisión para seguir lo ocurrido en Internet desde sus despachos, casas o centros donde había conexión. Es más, la censura, que llegó a la televisión, no se aplicó con la misma intensidad que en la red. Los vídeos de las personas que se tiraban continuamente desde las plantas más altas de las Torres Gemelas fue quitado u omitido de las cadenas estadounidenses.

 

Los discursos de los políticos se escucharon en vivo y en directo, pero también se dejó un espacio para que éstos aparecieran en texto. Si el 11 de septiembre del ejercicio 2001 cambió el mundo, se podría decir o añadir que ese día las personas seleccionaron otro medio para seguir la crónica del día a día desde un ordenador de sobremesa o portátil. Estados Unidos recibió un duro golpe. Al final, se contabilizaron más de 3.500 muertos.

 

El 11-S tuvo consecuencias en el sistema, y los mercados bursátiles temblaron. La imagen de George Bush sentado en la silla de una escuela escuchando a los alumnos de primaria de un colegio público es todavía recordada. Y no sólo por el periodista Michael Moore.  

 

11 de marzo de 2004

 

Las primeras explosiones se produjeron alrededor de las 8 de la mañana. Como varios trenes llegaban tarde, las explosiones se sintieron, pero algo más lejos de la Estación de Atocha. Las radios ganaron la partida a la televisión.

 

Sin embargo, los periódicos digitales empezaron a contar lo sucedido con un despliegue informativo sin precedentes dada la magnitud de la situación. Fotografías, textos y vídeos, aunque la televisión interrumpió todas las emisiones para centrarse en el relato, así como en la cobertura mediática de un día que cambió la vida de los madrileños, españoles y europeos, que vieron como 192 personas perdían la vida en un día.

 

La partida la ganó de nuevo Internet. No en el primer momento, tampoco en el segundo, pero sí a partir de las 2 de la tarde, ya que en las empresas, todos los ordenadores se conectaron a lo medios digitales para seguir las consecuencias de los atentados terroristas.

 

Madrid, se convirtió en la Capital del Dolor, título sacado de una obra de Francisco Umbral editada por Planeta y que narraba una historia acerca de la posguerra en la capital después de la Guerra Civil. Atocha fue el escenario escogido. Por un retraso en los trenes, la tragedia fue algo menor.

 

  1. La lucha de los medios se decantó por la red y, sobre todo, en los días posteriores a la tragedia.   

 

7 de julio de 2005

 

Reino Unido sufrió un nuevo ataque terrorista. Londres fue la ciudad escogida para atacar el metro y determinadas rutas de autobús seleccionadas con antelación por los terroristas.

 

Internet ganó de nuevo la partida por su espacio, posibilidad de publicar vídeos, archivos de sonido, imágenes y textos, que se añadían a los testimonios recogidos en las radios y televisiones. Los británicos que estaban fuera de su país siguieron las noticias por los periódicos digitales u extranjeros.

 

Y nunca supimos el número de fallecidos, aunque se especuló con la cifra de 57. Por otro lado, los británicos declararon el Estado de excepción y pusieron controles en puertos y aeropuertos. Hubo detenciones. Hubo equivocaciones. El medio que lidero el antes y después fue Internet, a pesar del control mediático que se estableció las horas posteriores al atentado.

 

-Un origen militar:

 

Al margen de estas tres fechas, la red, que nace debido a un proyecto militar realizado en Estados Unidos bajo el nombre de ARPANET liderado en 1969 por el Gobierno de EE.UU, que consiguió que todos los servidores del Ministerio de Defensa estuviesen en red, con la posibilidad de compartir y transferir datos por medio del protocolo TCP/IP.

 

La información, los datos y las copias de seguridad realizadas en tiempo real fueron las primeras consecuencias de un proyecto que empezó a tomar otro camino en la década de los 70, por medio de las investigaciones realizadas en las universidades de Reino Unido, así como Estados Unidos y Canadá, que fueron los pioneros e iniciadores de un proceso que se consagró en 1995 desde el punto de vista comercial.

 

Fuente: Jorge Hierro Álvarez

Mes de mayo de 2009

 

Jorge Hierro Álvarez

Consultoría de Nuevas Tecnologías e Internet

http://www.jorgehierro.es

http://www.jorgehierro.wordpress.com

http://www.jorgehierro.blogspot.com

Leer entrada completa | Make a Comment ( 1 so far )

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...