Un modelo de negocio en auge

Posted on octubre 18, 2009. Filed under: Actualidad, Última Hora, Consejos, Enlaces | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , |

 

Jorge Hierro Álvarez

Jorge Hierro Álvarez

Falsos antivirus versus antivirus legales

 

 

 

Un modelo de negocio en auge

 

Si en el mes de julio de 2009 nos acercamos a la sede central de Panda Security en la ciudad de Bilbao y nos mostraron, por medio de una excelente presentación llevada a cabo por Luis Corrons, el emprendimiento realizado por algunas personas para hacer caja gracias a la creación de antivirus falsos, ahora, según los comunicados recibidos, nos encontramos con otra etapa dentro de una escalera que tiene diversos escalones. Es decir, te descargas un antivirus falso, lo pagas, que puede ser más caro que uno normal y, por otro lado, te secuestran el equipo y te lo pueden llegar a inutilizar. Asimismo, los datos del ordenador, como opción de todos los males, se sustraen. Una vez que pasas por caja, los mensajes que salen sólo indican que en el fondo la solución es momentánea. Internet conlleva riesgos, por lo que debemos de seguir vigilando la seguridad de los ordenadores que estén bajo nuestra responsabilidad. Y tener cierto cuidado con las páginas vistas y las descargas, que son consecuencia de no contrastar información con otros medios de comunicación, foros, blogs y un largo etc de opciones.

 

Nos ha llegado un comunicado que es interesante. En el fondo la competencia parece ser desleal. Pero es cara. Nos referimos que en Internet puedes adquirir dos tipos de antivirus. El real y el falso. El real se corresponde con una empresa que tiene trabajadores, paga impuestos, se ha hecho un nombre como sociedad, ofrece soluciones y diversifica sus negocios, pero siempre en el apartado tecnológico.

 

La empresa que vende antivirus falsos no es real. No paga impuestos, asocia a personas que buscan por medio del engaño una forma de negocio rentable y que resulta costosa para la persona que confía en esas medidas de seguridad.

 

Por otro lado, en busca de soluciones reales, los expertos llegan a la conclusión que la mejor manera es comunicar la política liderada en los últimos años y que atañan a las estafas y fraudes creados por medio de Internet. De esta manera, os dejamos la información de un proceso que resulta de interés:

 

PandaLabs, el laboratorio de Panda Security, The Cloud Security Company, ha identificado una tendencia mucho más agresiva de venta de los llamados falsos antivirus o rogueware. Hasta ahora, cuando un PC era afectado por un malware de estas características, se limitaba a enseñar mensajes de alerta de infección invitando al usuario a comprar. Ahora, están combinando estas tecnologías con el secuestro –literal- del ordenador y su inutilización, lo que conocíamos hasta la fecha como ransomware.

 

Una vez infectado el ordenador, la víctima experimenta una gran frustración al ver cómo al intentar ejecutar cualquier programa, abrir un documento, etc., el ordenador no responde y sólo aparece un mensaje informando al usuario (falsamente) que todos los archivos están infectados y que la única solución es comprar el falso antivirus.

 

Esta falsa aplicación, llamada Total Security 2009, la venden por 79,95 €. Además ofrecen servicios de soporte técnico premium por 19.95€ adicionales. Una vez pagado, el usuario recibe un número de serie que, al introducirlo en la aplicación, libera todos los ficheros y ejecutables y deja trabajar y recuperar la información. Dicha falsa aplicación, sin embargo, sigue instalada.

 

“Este comportamiento del falso antivirus conlleva un doble peligro: por una parte, el usuario es engañado y debe pagar dinero para poder seguir utilizando su ordenador; por otro, el usuario puede llegar a pensar que se encuentra ante un antivirus real, con lo que dejará su ordenador sin ninguna protección”, señala Luis Corrons, director técnico de PandaLabs.

 

“Es muy sencillo infectarse sin saberlo. La mayoría de las ocasiones basta con visitar webs que están hackeadas, y una vez infectado el ordenador, es tremendamente difícil proceder a su eliminación –señala Luis Corrons-, incluso para personas con cierto conocimiento técnico. Tampoco deja al usuario utilizar herramientas de detección y desinfección de ningún tipo, al impedir la ejecución de todos los programas. Lo único que permite abrir es el navegador de Internet (para que puedas ir a pagar la falsa aplicación), por lo que hemos publicado en el blog de PandaLabs los números de serie necesarios para proceder al desbloqueo del ordenador, si es que ha sido secuestrado. Una vez realizada esta acción, ya se puede instalar un buen software de seguridad y analizar a fondo el PC para asegurarnos que eliminamos todo rastro de este falso antivirus”.

 

Hace un par de meses, PandaLabs publicó un informe sobre el lucrativo negocio que supone la venta de falsos antivirus. “Este movimiento hacia el secuestro del ordenador nos hace pensar que o bien los usuarios han empezado a reconocer estas amenazas o bien que los fabricantes de seguridad estamos cerrando el cerco. Por eso, se ven obligados a ser todavía más agresivos en la forma en que fuerzan a los usuarios a comprar”. Dicho estudio está disponible en: http://www.pandasecurity.com/img/enc/El%20Negocio%20de%20los%20falsos%20antivirus.pdf

 

Los números de serie así como un vídeo demostrando cómo funciona se pueden encontrar en: http://pandalabs.pandasecurity.com/archive/Rogueware-with-new-Ransomware-Technology_2221_.aspx

 

Fuente: Departamento de Prensa de Panda Security.

Fecha: 18 de octubre de 2009.

Imagen: Jorge Hierro Álvarez

 

Jorge Hierro Álvarez

Consultoría de Nuevas Tecnologías e Internet

http://www.jorgehierro.com

http://www.jorgehierro.es

http://www.jorgehierro.wordpress.com

http://www.jorgehierro.blogspot.com

Anuncios
Leer entrada completa | Make a Comment ( 2 so far )

Los canales de formación en la red

Posted on agosto 22, 2008. Filed under: Actualidad, Última Hora, Enlaces | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , |

Estudios, canales de formación y horas invertidas

 

Dar con la fuente e información es relativamente difícil, es decir, que hablamos de conseguir una documentación que resuelva las dudas que tenemos, bien sea por un curso o programa de formación, así como por un estudio publicado en la red, o utilizando los buscadores generales, que aprovechan cualquier entrada, pero no se valora la calidad de la información que aparecen en ellos. Por otro lado, ese es el futuro, diagnosticar cuales son las fuentes veraces, creíbles y más seguidas para solucionar una duda, problema o interpretar que estamos ante el fin de nuestros males desde una computadora con conexión a la red. Las plataformas eLearning, que tan orgullosas se pasearon a principios de 2000, no han sido lo que se esperaba, y están renaciendo como fuentes alquiladas para paliar la sed de necesidad de sabiduría de la comunidad que acude a la red de redes. Pero dentro de los planteamientos expuestos, se precisaría de una comisión o grupo de trabajo que detectará las necesidades de la Web 3.0 con el objeto de dar conclusiones sobre un código de resolución de dudas en Internet. Asimismo, ya que estamos haciendo filosofía, no podemos descuidar a los colectivos sociales más desfavorecidos, por lo que la mejora en la navegabilidad y la disposición de los elementos de la web se debería de adoptar como una medida urgente. La red está al alcance de unos pocos. La conexión, velocidad, la carga de las webs alojadas en determinados servidores y los problemas en la seguridad son “huecos”, “agujeros negros” u “obstáculos” que tendrían que entrar en el debate actual, el de las noticias del día a día con el fin de contrastar las fuentes y sensibilizar a la gente. La información en la red ha provocado, en ocasiones, el efecto contrario, que es el de la desinformación.

 

Los medios tienen varias secciones y contrastan las noticias que aparecen en las mismas, aunque de vez en cuando se “cuela” alguna que no está del todo contrastada, porque se “confía” en la veracidad de quien la manda, sea una empresa, colectivo social, fundación, entidad sin ánimo de lucro, o bien, personas que, aprovechando la ocasión, pasan por periodista del día y aparecen con su relato de “qué es lo que ha pasado”.

 

Ahora bien, la formación reglada y no reglada, no cabe, por otra parte, en la realidad que estamos viviendo. Si coinciden los gurús en que está debe de versar en la especialización, aprendizaje de idiomas y conseguir un alto nivel de informática, pero cuando se acude a la sociedad, el vacío es enorme, ya que no se puede filtrar a todas las personas que buscan un trabajo en el mercado laboral, al menos el europeo.

 

Hay formación, programas, cursos, pero no hablamos de cifras, de datos, de necesidades, de qué tipo de perfil se busca, porque la gente atiende al deseo, no al dato, a la matemática pura, la cual también puede variar y no está sujeta a una regla definida.

 

En lo que nos ocupa, es la búsqueda de información contrastada, la cual ofrezca soluciones al deseo, tanto de los curiosos como de los profesionales que se dedican al mundo de la docencia, que son transmisores y difusores de corrientes, ideales y tienen el título de “experto”, por lo que su consideración de agentes sociales explica su rango e importancia a la hora de valorar, de forma objetiva, sus comentarios en la materia, teórica o práctica.

 

Así pues, al margen de soluciones, el reto en Internet y fuera de Internet, radica, entre otras cosas, en la valoración de los contenidos y en la importancia de los mismos, al margen del Marketing, que, a veces, falla y hace demasiado suculento el paquete de soluciones formativas.

 

Ante el hecho subjetivo, dentro de la “esfera pública”, aparece la opinión, la cual es sensible, y esto, es reflejo de una sociedad cada vez más crítica con “lo que pasa” y “deja de pasar”, pero que se queda en el camino y no aporta, quizás por tiempo, la solución al problema, que es la búsqueda de un sistema competente, fino, que atienda a todas las demandas de los distintos sectores laborales que la configuran.

 

La tecnología, puesta en el ojo del huracán en los últimos días, tendrá un amplio debate y la seguridad es la clave para entender el futuro de la red social llamada 3.0, que no sólo estará acuñada en la Web 3.0, término que sucederá a la Web 2.0 y los sistemas amparados en la búsqueda por “tag” o “tags”.   

 

Jorge Hierro Álvarez

Consultoría de Nuevas Tecnologías e Internet

https://jorgehierro.wordpress.com

Leer entrada completa | Make a Comment ( None so far )

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...